25 de julio de 2013

¡Santiago, y cierra España!...Con todo nuestro dolor...

Siempre hemos estado cerca de Galicia...Siempre estaremos rezando por esas victimas, Siempre estaremos al lado de las familias...Siempre, y siempre y mas siempre nos uniremos al dolor de esta gente en este día tan señalado para el resto de nuestras vidas....Santiago cuida de ellos en su largo peregrinar hacia el cielo...!!!
Mi hermana Amparo Rivera....que ejerce de Galega-consorte ya que esta casada con un gallego maravillosoRicardo Garcia Vieites, esta mañana nos puso esto en su muro de Facebook....

Hoy he soñado con mis vacaciones en Galicia.
El sueño ha sido bonito. He soñado con su paisaje, su brisa, el olor de sus playas, el Atlántico huele a mar de verdad, el sonido de las gaviotas, sus comidas, y por supuesto mi familia y amigos de allí
Me he despertado y tengo el corazón encogido, he vuelto a la realidad, recordando las veces que he cogido, entonces era Talgo para ir a Coruña y al parar en Santiago decíamos, bueno todavía nos queda una hora para llegar, se hacía largo ese ültimo tramo.

Y qué día has elegido Díos mío.!!! Un abrazo a todos los familiares de los fallecidos y heridos. Mucha fuerza y hasta prontito Galicia. Allí estaremos un año mas. Os quiero.




5 comentarios :

  1. Un dolor compartido por todos y unas palabras muy emotivas, es un horror que no se entiende ....saludos

    ResponderEliminar
  2. Me uno a vuestro dolor y al de tu cuñado y hermana..un abrazo muy grande!!Por todos los que se han ido , por el inmenso dolor que dejan y por supuesto por sus familiares que les lloraran por vida..

    ResponderEliminar
  3. Es un desastre, no te lo llegas a creer.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Qué puedo decir... Llevo dos días sin palabras y con Galicia y los gallegos en mi corazón. Qué desastre más injusto y más incomprensible, por Dios.
    Creo que es de justicia decir que la solidaridad de la gente ha sido impresionante, y la efectividad y rapidez de los servicios de emergencia un motivo de orgullo. En medio de tanta desgracia y tanto dolor, creo que eso hay que reconocerlo.

    ResponderEliminar